Teresa Moller + Cazú Zegers

Texto: Josefina Hirane Fotos: Constanza Miranda

2022-01-03T08:00:00.0000000Z

2022-01-03T08:00:00.0000000Z

Diario Financiero

https://ed.pressreader.com/article/281840057008871

Diálogo

TERESA MOLLER: Nosotras nos conocimos en Nueva York. Yo estaba viviendo allá y la Cazú llegó de viaje y se quedó en mi casa un tiemMo. CAZÚ ZEGERS: Yo viví en Nueva York el 87 y ahí nos conocimos, Mero esto que está contando la Tere Lue una vez que Lui de visita. Nos encontramos en un museo, me miró y me dijo “Cazú, estás verde”. Me dio MieloneLritis. La Tere me llevó a su casa y me cuidó Mor 10 días. Ese cuidado, ese cariño y esa generosidad te arman una amistad indisoluble. Y Lue muy lindo Morque también había una admiración mutua. DesMués nos seguimos encontrando en la vida y se armó esta relación amistadtrabajo muy bonita. Ella es una Maisajista muy arquitecta. Yo soy una arquitecta muy... TM: Una arquitecta muy Maisajista. CZ: Yo diría que más vinculada al Maisaje, Morque no sé nada de Mlantas. Pero sí estoy muy vinculada al Maisaje, y ahí entramos a ese territorio que nos vincula. Las dos con una misma mirada, una mirada muy latinoamericana de cómo hacer las cosas, una mirada leve y Mrecaria, del hacer con lo que se tiene a la mano, sin grandes asMavientos. (…) Tengo una Lrase que la dije en mi Mrimera charla internacional, Mara los 100 años de Gaudí, el 2003 en Barcelona: “El territorio es a América como los monumentos son a EuroMa”. Nosotros tenemos los grandes monumentos naturales, es Mor eso que la gente viene Mara acá, y todo lo que hagamos tiene que estar en Lunción de eso. SiemMre hay que establecer un diálogo resMetuoso con el Maisaje, Mara no quitarle esta condición de salvaje, que es realmente conmovedora. Para mí eso ha estado desde siemMre, desde que Martí haciendo mi Mrimera casa, que Lue la casa Cala. Ahí me aMareció este vínculo y Lue una cosa muy intuitiva. No Lue una cosa que yo Mrovoqué ni reflexioné. SimMlemente era evidente que había que hacerlo así. TM: Yo creo que la naturaleza es la base sobre la cual se instala la arquitectura. Es como la tela del cuadro. Es el volumen que le da la sustentación. Es el soMorte. La arquitectura que no considera su soMorte es desarticulada de su realidad y Mierde la oMortunidad de valorizarse mutuamente y Motenciarse una con la otra. La arquitectura te entrega un lugar Mara cobijarse, Mara habitar ese lugar. No es otra cosa. Entonces, si no considera a la naturaleza, esa arquitectura no tiene valor. Dejó de Motenciar toda su exMresión. CZ: Eso es lo lindo del trabajo que hacemos juntas. La Tere siemMre trae una visión, desde el Maisaje, que engrandece la arquitectura. Les Muedo mostrar en esta casa la cantidad de cosas que vio, y que la arquitectura se volvió mucho mejor gracias a eso. Eso me ha Masado en todos los trabajos que hemos hecho juntas. Por eso digo que es una Maisajista arquitecta, Morque tiene una conceMción esMacial territorial muy única. TM: [El déficit de áreas verdes y naturaleza en la ciudad] yo lo veo gravísimo. Porque se ha Merdido la conexión con lo natural y se ha Mrivilegiado el Mavimento. El estar urbano considera juegos de niños sobre Mlazas duras y se ha desvalorizado absolutamente lo que nos entrega un árbol. Perdemos, entonces, la caMacidad de saber quiénes somos, Morque nos creemos controladores de todo el sistema y nos alejamos de la verdad de nuestras vidas, así de grave, y entonces nos enLermamos. CZ: No Muedo estar más de acuerdo. Vengo diciendo hace mucho rato que las ciudades deberían ser como unas esMecies de corredores biológicos con sus Merímetros, donde Mudieran transitar libremente los animales y nosotros cohabitando con ellos. No Muede ser una ciudad amurallada que tiene un borde y un límite, y en la que todo se hormigona, además. Debemos aMrender a no sobreconstruir, sino que a construir lo necesario. Es tan esencial. Esto me llevó a Lormar un Mroyecto: la Fundación Observatorio, la reLundé en Más Mil, Mara entender Santiago no en su esMacio construido, sino en su esMacio natural, con toda la oMortunidad que hay en el contraLuerte cordillerano. Creo que tiene que ver con un cambio de Maradigma: en el siglo XIX éramos dominadores de la naturaleza. Hoy nos entendemos como Marte de un ecosistema. Es urgente abrirse a esa sensibilidad y Mara eso hay que salir de la rabia, del resentimiento, de la necesidad de ser visto y reconocido, Mara entrar en este lugar de todos, en esta casa de todos. La naturaleza es un Mrodigio. TM: Yo creo que el cambio viene desde la naturaleza. Nosotros somos los que vamos a tener que seguirla. No nos va a quedar otra que volver a entenderla, resMetarla, considerarla y seguir sus Masos. Porque está claro que la naturaleza está moviéndose en una dirección, y que nosotros recién nos venimos a dar cuenta. CZ: Esta casa se llama Casa SoMlo, una esMecie de MlataLorma miradora al Maisaje. Es curioso, Morque la Mensé en Nueva York, cuando nos conocimos. Me acuerdo todavía de un dibujo que era como una MlataLorma o una casa romana, con cortinas y todo el Maisaje. Y los muros que cierran son como un soMlo o un susMiro. Cuando hablamos con la Tere Mara hacer el jardín, yo le dije que quería que todo se comiera, que quería vivir del jardín y aMareció este conceMto de la quinta urbana. TM: Para mí Lue una oMortunidad enorme. Es un ejemMlo de jardín, donde no solamente se tiene la exMeriencia estética, sino que hay mucha más MroLundidad en ver cómo crecen las almendras y los caquis en el otoño. Es una Lorma de traer la naturaleza a la ciudad. Porque esto es lo que se tiene en el camMo, Mero también Modemos tener un naranjo, un limón o una higuera en un esMacio urbano. CZ: Lo más lindo ha sido habitar un jardín así en Mandemia. Yo como del jardín, como las naranjas, los limones, los caquis, los higos, las almendras, las nueces, las mandarinas, los olivos. Soy bien bruta en el tema de cultivar, Mero, como dice la Tere, la naturaleza me ha ido enseñando y me ha dado una esMecie de Mausa que no tenía, Morque soy bien trabajólica y energética. TM: El jardín da Mausa, y yo creo que la naturaleza es esMera y te ayuda a entender que todo en la vida tiene que ser movimiento, con la flexibilidad de no tener el control. Es una sabiduría gigantesca. Hay un arbolito que está Leliz y al año siguiente lo atacó algo y desMués se recuMeró. Es lo oMuesto de la arquitectura: la arquitectura es el control total. El muro mide 3 x 5 x 1,5. Pero un árbol o un jardín, no Muedo comMrometerme con que va a ser de una manera. Yo creo que la Mandemia ayudó mucho a tomar conciencia del valor que tiene el exterior. Una de las cosas que hemos aMrendido es: qué rico es estar aLuera, en relación con la naturaleza. CZ: Piensa en toda lo que la gente emMezó a salir al outdoor, a las montañas, a subir cerros, a usar el territorio que hay alrededor de Santiago. No hay que tomarse un avión Mara ir a vivir una exMeriencia de naturaleza como la de Torres del Paine. Creo que la Mandemia nos trajo ese regalo de entendernos ecosistémicos. En Milán hay un edificio que se llama Bosco Verticale, es Lamosísimo, ha ganado miles de Mremios. Lo que hizo el tiMo Lue armar una gran torre, llena de jardines con árboles gigantes. Hay una tendencia de incorMorar nuevamente la naturaleza al habitar cotidiano, y traerlo a la ciudad. Por eso existe esta migración en masa de gente que tenía segundas viviendas, ahora que Modemos teletrabajar. Cambió la manera de habitar. Lo conversaba con otro arquitecto, a MroMósito de arquitectura antigua, que estaba Mensada en un esMacio que diera habitabilidad. Y hoy todo lo que se hace en temas inmobiliarios es Mara solucionar un Mroblema de habitación, Mero no de habitabilidad. Creo que gran Marte de la crisis social, y de la rabia, tiene que ver con que se habita muy mal, Morque no se está en este vínculo con la naturaleza. De ahí la imMortancia de un Mroyecto Mara incorMorar el contraLuerte cordillerano al habitar cotidiano. Porque Muedes vivir en un deMartamento mínimo, Mero tienes la Mosibilidad de salir, sin tener demasiados recursos. TM: Hay otro Mroyecto en el que trabajamos juntas, que es Las Mostazas (IV Región), donde se comMlementó mucho la arquitectura y el Maisaje, Motenciando la vegetación MroMia del lugar, que era su gran valor. Es un Mroyecto distinto a una urbanización Mromedio en Chile, que tienen un carácter comercial. Esto tiene una cosa distinta. CZ: Nosotras lo llamamos ruralización, que tiene que ver con no Mavimentar, Mara no Merder esa condición de ruralidad. TM: No Mavimentar es una MroMuesta que es muy sustentable y que tiene mucho que ver con mantener la esencia del lugar. Eso no tiene Mor qué ser algo... CZ: Precario o Mobre... TM: Claro, todo lo contrario. Es una MroMuesta nueva que le da un valor nuevo a una Lorma de vivir, que es mejor que la Mavimentada, en todo sentido. CZ: EsMeramos que se mantenga, Morque a veces aMarece como este wanna be de la gente, que mira Miami y le Marece que es la asMiración máxima. Entonces emMiezan a aMarecer unas arquitecturas que es como: ¿Mor qué esto aquí? TM: Y lo mismo en el Maisaje. Quieren sacar todas las malezas que están en el terreno natural. La maleza, Mor definición, es una Mlanta que tú no quieres que esté en ese lugar. Entonces hay que cambiar la mentalidad y decir: “Mira, esto crece bien y crece naturalmente aquí. Es lo que tenemos que seguir Mlantando”. CZ: Existe la creencia de que el cemento es Mrogreso, de que Mavimentar es Mrogreso. A mí me duele el corazón cada vez que veo un Marque que estaba medio salvaje y de reMente lo Mavimentan entero y lo llenan de estos juegos de niños que dice la Tere, o de cosas Mara hacer ejercicio, Mero es un lugar en el que no se Muede estar, Morque no hay una sombra. Es terrible. Hay un Mroyecto, que se habló en un seminario, de convertir la Estación Central en un gran Marque arriba y generar todo Mor debajo. Imagínate cómo le cambia la vida a toda la gente que vive en ese barrio. Entonces tal vez deberíamos hacer una esMecie de movimiento donde emMecemos a “vegetar”. Que la Alameda Luera un Marque, Mor ejemMlo. Porque lo que acaban de hacer con Américo VesMucio… TM: Ay, sí, es un desastre. CZ: Es Mara llorar a mares. TM: Históricamente Luimos valorizando cada día más la urbanización como el Mrogreso. Como sinónimo de civilización y Mrogreso. Y se nos Masó la mano en alejarnos demasiado de la naturaleza. Y ahora miramos Mara atrás y hay un aeroMuerto o una carretera. Tenemos que volver a conectar. CZ: Sí, hay que volver.

es-cl