Publication:

ED Habitar - 2021-09-01

Data:

Pequeñas esculturas orfebres

Descubrir

“Mi mamá es orfebre y, aunque de niño nunca me enseñó nada práctico del oficio, el que tuviera un taller en la casa fue sin duda, consciente o no, una influencia”, dice Andrés Herrera, quien, tras estudiar Artes Visuales en la Universidad Católica, trabajó como fotógrafo e ilustrador para distintas publicaciones y medios. Pero siempre quiso hacer joyas. Hace cinco años comenzó un ciclo de clases formales con los artesanos y joyeros Claudia Betancourt y Nano Pulgar, de Walka Studio. “Fue una experiencia feliz: con ellos aprendí las bases para construir lo que hago hoy”, cuenta. Luego de eso, tomó cursos con distintas profesoras y escuelas, por ejemplo, uno de esmaltes sobre metal en Grisalla. Pero no fue sino hasta que conoció a Valentina Garretón, orfebre y escultora, que pudo dedicarse al trabajo con las joyas al 100%. “Con ella aprendí técnicas que, ligadas tanto a la escultura como a la joyería tradicional, han facilitado mi trabajo creativo actual. Así, las piezas que construyo surgen de los procesos mismos de la orfebrería, del hacer y de la técnica”, añade. Se trata de pequeñas esculturas en miniatura: piezas de plata o bronce, cristal de roca y esmaltes, que aparecen desde su imaginario ligado a la historia del arte. “Joyas con vocación de antigüedad tardía y bizantina”, dice, que evocan a la historia de las artes decorativas, al coleccionismo y a la arqueología.

Images:

© PressReader. All rights reserved.